868 70 03 01

Hola Petlanders,

 

Hoy nos toca hablar de un tema que para muchos será aburrido, pero que de una manera u otra es algo que nos interesa conocer a toda persona con mascotas bajo su responsabilidad. Desde Tierra de Mascotas os animamos a leer la normativa actual vigente publicada por el Ayuntamiento de Cieza, si bien la publicación de hoy es un breve resumen de lo que creemos es más relevante y posiblemente mucha gente ignora todavía.

Está claro que todo el mundo sabe que el maltrato es algo que está mal y lógicamente está penado por la ley, pero hay muchos otros puntos a tener en cuenta que hoy queremos daros a conocer. Se ha de destacar que cada municipio puede tener una legislación diferente, la que hoy os presentamos hace referencia al municipio de Cieza (si bien todos los municipios tienen una legislación muy similar).

Siendo sinceros, hay algunos puntos de esta normativa con la que no estamos de acuerdo, y así se lo hemos hecho saber al ayuntamiento a través de un escrito y su correspondiente registro. Por suerte, el ayuntamiento ha escuchado tanto nuestras opiniones como veterinarios, así como la opinión de muchas asociaciones animalistas, por lo que no descartamos que en un futuro hayan alguna modificación sobre esta normativa (sin duda, se avisará si algún cambio).

Desde Tierra de Mascotas, os invitamos a preguntarnos cualquier duda que podáis tener respecto a esta normativa.

 

ASPECTOS LEGISLATIVOS A TENER EN CUENTA

Artículo 5. Aspectos generales de la tenencia de animales domésticos en los domicilios particulares y otros espacios privados.

– Los gat@s que tengan acceso al exterior de cualquier vivienda, ya sean zonas urbanas o patios exteriores, deberán estar esterilizados.

– La tenencia de animales de compañía en viviendas u otros locales queda condicionada a un máximo de 5 mascotas.

– En ausencia de propietario identificado se considerará al propietario del inmueble como responsable del animal, exceptuando los casos de animales que se refugien en una propiedad privada y el propietario lo comunique al Ayuntamiento o Policía Local.

 

Artículo 7. Prohibiciones sobre la tenencia de animales domésticos en domicilios particulares y otros espacios privados.

– Con carácter general, se prohíbe mantener atados a los animales de compañía en el entorno domiciliario. En ningún caso, el tiempo de atadura podrá superar dos horas continuadas al día. En el caso de atadura de animales potencialmente peligrosos, se atenderá a lo dispuesto en el artículo 8.4 del Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos y sus posteriores modificaciones.

 

Artículo 8. Obligaciones de los propietarios y poseedores para la tenencia de animales domésticos en la vía pública y espacios públicos.

– Deberán circular con bozal los perros potencialmente peligrosos.

– Los bozales deben ser de cesta, para permitir al perro abrir la boca, pero cerrados por delante con reja para impedir la mordedura. Se prohíben los bozales que impiden al perro abrir la boca en su interior.

– Se prohíbe el uso de los collares que funcionan provocando la asfixia del perro (nudo corredizo), o ejerciendo presión con puntas en el cuello, ya sean directamente acabadas en metal, protegidas con plástico o con otros materiales, así como los collares de estimulación eléctrica en todas sus modalidades.

– Se prohíbe el uso de correas extensibles para perros de más de 15 kg.

 

Artículo 12. Obligaciones y prohibiciones sobre perros potencialmente peligrosos.

– Las personas que conduzcan y controlen animales potencialmente peligrosos en lugares o espacios públicos están obligados a portar la licencia municipal para la tenencia de perros potencialmente peligrosos, así como la certificación acreditativa de la inscripción del animal en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos.

– Deben ser conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de dos metros, sin que pueda llevarse más de uno de estos perros por persona.

 

Artículo 15. Vacunación antirrábica.

– Los propietarios de perros y hurones están obligados a vacunarlos contra la rabia a los tres meses y medio de su nacimiento y en caso de tratarse de gatos a los cinco meses de su alumbramiento.

– La vacuna contra la rabia en este tipo de animales es de periodicidad anual obligatoria.

– Los propietarios o poseedores de perros que hayan causado lesiones a personas u otros animales están obligadas a comunicar la agresión y presentar la documentación sanitaria del animal a las autoridades sanitarias municipales, así como no administrar la vacuna antirrábica durante el período que dure la observación ni causar la muerte del mismo.

 

Artículo 19. Animales abandonados

– En el caso de animales abandonados, el Ayuntamiento se hará cargo de ellos y los retendrá hasta que sean recuperados o cedidos.

– Tendrá la consideración de animal abandonado aquel que, sin control humano, no lleve identificación alguna de su origen o propietario, así como aquel que llevando identificación, su propietario no denuncia su pérdida en el plazo de setenta y dos horas desde su extravío o bien no procede a la recuperación del animal.

 

Artículo 20. Centro Zoosanitario Municipal

– El Ayuntamiento dispone de un Centro Zoosanitario Municipal, en condiciones de bienestar y seguridad adecuadas para el alojamiento de los animales recogidos.

– El Ayuntamiento podrá establecer convenios de colaboración con entidades de protección y defensa de los animales colaboradoras de la Administración.

 

Artículo 23. La recogida de animales heridos.

El Ayuntamiento ofrecerá un servicio de asistencia permanente en la vía pública y los espacios públicos, dirigido al salvamento y la atención sanitaria urgente de los animales.

– Cuando los animales dispongan de propietario, corresponderá a éste los gastos de la recogida y de la atención sanitaria urgente dispensada por los servicios municipales o por los servicios veterinarios externos necesarios para la atención del animal.

– Los ciudadanos que retirasen animales heridos de la vía pública sin ser propietarios de los mismos, dispensándole por su cuenta atención sanitaria, serán responsables de los gastos derivados de dicha atención.

 

Artículo 31: Infracciones muy graves.

– Tener un animal potencialmente peligroso sin licencia.

Abandonar un animal potencialmente peligroso de la presente normativa.

-Dejar suelto un animal o no haber adoptado las medidas necesarias para evitar su escapada, extravío o mordedura.

– La reincidencia en falta grave en el último año.

Artículo 32. Infracciones graves.

– Incumplir la obligación de identificar el animal.

– Causar cualquier tipo de maltrato, sufrimiento o vejación a un animal.

– La reincidencia en faltas leves en el último año

Artículo 33. Infracciones leves.

– No comunicar las agresiones de perros potencialmente peligrosos en los plazos establecidos.

Dejar las deposiciones fecales y micciones.

Artículo 34. Sanciones.

– Infracciones leves desde 150 a 500 euros.

– Infracciones graves, desde 501 hasta 2.500 euros.

– Infracciones muy graves, desde 2.501 hasta 15.000 euros.